Solicitud de prestamo

Casa de empeño


La casa de empeño es una empresa que se dedica a otorgar préstamos de dinero al público en general (pignorante), a través de una garantía, la cual puede ser; vehículos, joyería, pantallas, electrónicos y celulares, entre otros.


En México, hace 15 años, el asistir a una casa de empeño, representaba motivo de pena, de señalización por parte de la sociedad, en fin, un síntoma de vergüenza, al día de hoy, ya hay lugares donde representa una forma de vivir, ya que el cliente hace del empeño una forma de enfrentar sus necesidades económicas, al empeñar sus artículos y una vez capitalizándose acude a desempeñar y ¿por qué no?, a comprar en los remates que se generan en la unidad de negocio, completando así el ciclo. Existen ciertos mitos alrededor de una casa de empeño, como la idea equivocada en cuanto a que el negocio de éstas, es quedarse con los bienes dados en prenda, aprovechándose de la desesperación o de la ignorancia de personas con bajos recursos. En este sentido, el negocio de una casa de empeño no es quedarse con los bienes, sino el cobro de los intereses (pago de refrendos) y atraer a los clientes una y otra vez.


Este tipo de empresas ha aumentado su demanda, ya que el otorgamiento del efectivo es de forma simple y rápida y evita los trámites largos y engorrosos, que otras instituciones financieras ofrecen, convirtiéndose en una opción primordial, de financiamiento, entre los diferentes sectores de la sociedad.


Otro facto por el cual ha crecido el número de casas de empeño, es derivado a un crecimiento de la población con salarios bajos y escasas o nulas posibilidades de adquirir un crédito con la banca comercial o unidades de desarrollo, por lo tanto la demanda se ha extendido.


Los servicios de las casas de empeño están enfocados a la base de la pirámide, es decir, los clientes son principalmente trabajadores y comerciantes independientes, amas de casa, empleados, desempleados, estudiantes, obreros y jubilados. La clientela de las casas de empeño no suele pedir prestado para gastos suntuosos; sino, más bien, para financiar consumos urgentes y de primera necesidad. Esto puede comprobarse al observar que el promedio de préstamos es menor a mil pesos y tiene carácter estacional, por ejemplo: el regreso a clases, el regreso de vacaciones, etcétera.


En la actualidad, hay más de 200 marcas registradas en México, tanto de asistencia privada, como particulares, para satisfacer las necesidades de cada unos de los clientes de prestamos prendarios, en donde las condiciones del financiamiento depende, en gran medida, de las políticas de cada una de las marcas, entre las variables que juegan son los plazos de empeño, el interés que cobran, el nivel de préstamo y la categoría de artículos a recibir. Ya que los clientes también son diversos, hay quien acude a una casa de empeño en búsqueda de lo más que se le pueda otorgar por su prenda, quien analiza lo que va a pagar de interés por cada peso que le sea prestado; gente que busca un plazo largo de empeño con el fin de no someterse a periodos cortos, lo cual pueda conducir a no poder reunir la cantidad solicitada (más intereses) y perder su patrimonio.


Durante el crecimiento y la evolución de los préstamos prendarios y por consiguiente el crecimiento de las casas de empeño, se distinguen tres fases muy marcadas, las cuales, son las siguientes:


1. Empeños altos en Oro. Derivado de la oferta y la demanda de este preciado metal, el negocio de las casas de empeño se vieron fuertemente beneficiadas, llegando a surgir un sinfín de marcas, en donde, únicamente, su captación se basaba en este rubro, acompañado de relojería fina y diamantes.

2. Varios: Engloba un sinfín de artículos, que pueden ser: celulares, equipos de computo, electrónicos, herramientas, instrumentos musicales o línea blanca.

3. Vehículos: Actualmente es el rubro en el que gran número de casas de empeño, están apostando a su crecimiento de inventarios, con resultados bastante aceptables. El incremento en inventariosde este tipo, ha dejado de manifiesto, que ya no solamente se utilizan los préstamos de casas de empeño para subsanar la colegiatura de la escuela o completar el gasto familiar, si no que ya es también utilizado para mover un negocio, como fuente de inversión, ajustar nóminas o bien, desarrollar el proyecto anhelado.


Además de recibir un préstamo prendario, en una casa de empeño puedes obtener otro tipo de servicios, como puede ser el adquirir un artículo, que a pesar de que en un muchas de las ocasiones no cuenta con garantía, por el hecho de que son artículos usados, no quiere decir que no funcionen o que estos no se encuentren en condiciones aceptables de uso, sino todo lo contario, son artículos que pueden cubrir la necesidad básica para lo que fueron desarrollados, ya que al recibirlos como empeño, el valuador esta lo altamente capacitado para realizar las diversas pruebas de autenticidad y de funcionalidad de los artículos dejados en garantía.


El hecho de que en cada casa de empeño se comercialice lo que se recibe en garantía prendaria, permite obtener artículos de buena calidad y condiciones favorables a precios realmente accesibles, ya que los precios pueden estar hasta un 30% por debajo del precio de nuevo y, por otra parte, el que se comercialice en la misma casa de empeño, genera un negocio redondo, ya que en la mayoría de las ocasiones, las personas que compran, se convierten en clientes de empeño o viceversa, clientes de empeño que aprovechan las ofertas y se convierten en clientes de compra.